“#EnQuéEstamos

Una fisioterapeuta contra la pandemia: las manos de Virna Ricardo Beltrán

Por: Néstor Rueda Rueda
comunicacionesces@ces.edu.co

Virna tiene 48 años (que no se preguntan) y hace 24 que es fisioterapeuta, 12 de ellos los ha ejercido con la Clínica CES de Medellín. Nació en el municipio Sahagún, Córdoba, y estudió Fisioterapia en la Universidad Metropolitana de Barranquilla. Es de estatura media, tiene el cabello castaño, la piel blanca y los ojos color miel.

“Mi cultura me hizo muy sincera y honesta. Soy bastante sensible, aunque en el trabajo no lo muestre, me veo seria como mecanismo de defensa porque creo que me ayuda a no parecer tímida; pero si mi boca calla, mis ojos hablan”, comenta.

Si sus ojos lo contaran todo dirían que tiene una hija, padres, esposo, un hermano; que le gusta el color rojo, las películas de El señor de los anillos, la pasta siciliana, el vallenato clásico, el merengue, y que si la pusieran a pensar en una canción se acordaría de Visa para un sueño, de Juan Luis Guerra. “Malos ratos, pero no malos gustos”, sentencia.

Soy alguien que agradece poder levantarme sana, completa, con mis cinco sentidos, tener salud y poder salir a ayudar a personas que lo necesitan. No solo en la parte física, sino en lo espiritual”, confiesa.

La fisioterapeuta dice esto sentada en el consultorio de terapia física de la Clínica CES, que está en un edificio aledaño a las instalaciones principales y que por dentro parece el cuarto de juegos de una guardería. Allí ella y sus cuatro compañeras reciben a los pacientes regulares de consulta externa para trabajar con su mejor insumo: el contacto.

Para mí Virna no es solo compañera sino amiga, siempre hemos trabajado bien y toda mi vida profesional ha sido con ella. Cuando la designaron para los pacientes con covid-19 fue duro, pero ella tiene mucha madera para trabajar y le ha ido muy bien en UCI, es que son más de 20 años de experiencia”, dice Bibiana Gil Durango, compañera y también fisioterapeuta.

Unas manos en la Unidad de Cuidados Intensivos

 Las manos que a las 7:00 de la mañana van a entrar a una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se levantan con su dueña cuando faltan 10 minutos para las 5:00 de la madrugada. Se lavan con ella, tocan la ropa de ese día, su cepillo, su celular, las llaves; palpan para despertar a la hija que debe estar lista antes de que ella salga para su trabajo y se recogen en señal de oración cuando se cruza la puerta de su casa.

Cuando faltan 15 minutos para las 7:00 a.m., las manos ya están en la Clínica. Le ayudan a desayunar, cambian otra vez de ropa al uniforme azul del día y cuando sea la hora en punto deben cruzar la puerta que marca la frontera de esa Unidad de Cuidados Intensivos.

Una vez allí adentro se resguardan entre tres pares de guantes de látex, envuelven los zapatos en un plástico transparente, ponen dos tapabocas, el uno sobre el otro, dos delantales que le llegan hasta las rodillas, unas gafas inmensas que reposan sobre la nariz, un gorro para el pelo y un visor plástico que le hace parecer un personaje de ciencia ficción en una película acerca de un desastre nuclear.

Aunque existe el temor por el contacto, para mí es un motivo de satisfacción poder ser en ese momento una compañía, brindarles ese tiempo, pues realmente los pacientes están muy solos. Nosotros podemos interactuar, compartir, escucharlos; así somos un puente para recibir sus emociones y trasmitirlas”, narra Virna.

Cuando entra al cuarto de un paciente en unidad de cuidados intensivos siempre saluda, esté o no esté sedado. Si no lo está, Virna también se presenta, le dice lo que viene a hacer y por qué lo va a hacer. Supervisa su posición, los signos vitales y le pregunta si tiene calor. No solo es fisioterapeuta, sino que para muchos de esos pacientes es la encarnación del afecto más familiar que se cuela con sus palabras a lo más profundo de cada ser postrado.

El contacto que enfrenta una pandemia

La Clínica CES es una de las 33 Instituciones Prestadoras de Salud que, según datos de la Alcaldía, pueden atender pacientes con covid-19. Hasta hoy por sus instalaciones han pasado 201 pacientes con la enfermedad, entre hospitalizados y ambulatorios, y posee 30 camas de UCI, el triple de las que tenían antes de la pandemia, y que ya están copadas.

Por sus pasillos, día y noche, atraviesan 949 trabajadores, entre todos los oficios y profesiones, y de ellos se comprometen en UCI: la terapia respiratoria, la terapia intensiva, la terapia física, fonoaudiología, la enfermería profesional y auxiliar y todas las personas del personal de desinfección y recolección de residuos.

Dos de las cinco fisioterapeutas disponibles tiene que cruzar a UCI y Virna es una de ellas. En lugar de aislarse, se acercan. Ella y sus manos se posan sobre cuerpos de los que tiene certeza del contagio, y aunque sea consciente de esa información privilegiada, no ha dejado de hacer su trabajo.

“En estos momentos de crisis la fisioterapia es un pilar importantísimo en la recuperación de los pacientes. Y es que a veces nuestra profesión ha sido subvalorada, ‘ahí viene la que va a hacer el masajito, viene a moverlo’, dicen”.

Un paciente postrado pierde masa muscular, desarrolla rigidez articular, contracturas, problemas de circulación y problemas respiratorios que, en el caso de un paciente con covid-19, pueden agravarse fatalmente por el compromiso a nivel pulmonar que tiene la enfermedad.

“Lo más triste suele ser ver llegar a los pacientes completamente despiertos, con cara de asombro y de un momento a otro ya están entubados, sedados, acostados. Pero también lo más satisfactorio es como muchos se recuperan, hacen su mejor esfuerzo, se dejan ayudar, y poco a poco mejoran hasta retornar a sus actividades funcionales básicas en la cotidianidad”, revela.

Esos son solo algunos de los problemas que la terapia física busca evitar. El trabajo que hace le devuelve movilidad al cuerpo con movimientos repetitivos de todos sus miembros, y así el paciente no sufre por los daños colaterales que se pueden adquirir por estar en una posición de reposo prolongado.

 “Sí tengo miedo de contagiarme y contagiar a los míos. Las prohibiciones son muchas respecto al contacto y, aun así, pienso que es algo que no se puede olvidar, lo que era un abrazo caluroso, un beso, una palmadita de respaldo de los papás o los amigos”.

Esa llamada primera línea de combate no es solo metáfora, se trata de una señal clara que atraviesan personas como Virna; es, como en la estrategia, esa defensa de equipo que también es ataque, porque no retrocede ni se puede quedar a observar. Son dos manos entre las muchas que sienten hoy el apretón del guante de látex, que tocan el rastro en la piel que deja el tapabocas, que antes de las cinco de la mañana ya siente el primer golpe de agua del día.

Deja un comentario

Comparte esta información:

18 Responses

  1. Rosmery Brun dice:

    Es muy valeroso éste trabajo. Dios te recompense con grandes bendiciones. Un fraternal abrazo

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Rosmery por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  2. Gloria Bula dice:

    Te felicito Virna Estela. Eres una guerrera. Me consta que eres una mujer de Fe y de Oraciòn . Solo pido a Dios y la Virgen que te acompañen en esa loable labor, te acompañen y protejan a ti, a tu familia y a tus compañeras de trabajo.
    Un fuerte abrazo

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Gloria por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  3. Carmen villa dice:

    Virna te felicito por tu Excelente experiencia laboral y tu valentia y carisma para atender dia a dia pacientes con covid, ejemplo y orgullo para toda tu familia.

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Carmen por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  4. Luz Elena Rico Arango dice:

    Las felicito ustedes son unos ángeles que cuidan con amores sus pacientes. Tengo muy buenas referencias de mi hija Daniela Giraldo Rico fisioterapeuta a quien usted lie ayudó mucho. Gracias mil

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Luz Elena por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  5. Gloria Carrascal Jacome dice:

    Un abrazo a cada uno de los profesionales que dia a dia, minuto a minuto y segundo a segundo dejan su piel por ayudar a otros a superar estos duros momentos de nuestra historia. Juntos saldremos adelante mucho más valientes y siendo mejores seres humanos.

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Gloria por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  6. María Bernarda Ricardo Vergara dice:

    Gracias Dios porque existen personas que pueden dar mucho de si a los más necesitados en momentos dificiles.

    • Administrador dice:

      Muchas gracias María Bernarda por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  7. Raul Carvajal Torres dice:

    Una gran profesional y un gran ser humano…Dios la bendiga y proteja hoy y siempre.

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Raul por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  8. María Cecilia Quinteto dice:

    Felicitaciones por tan bella labor, definitivamente son los héroes actuales de carne y hueso, esos que dejan los miedos atrás para hacer bien su trabajo,Dios los Bendiga y les de fuerzas para seguir sirviendo con amor,Para ti un Dios se lo pague por dar sin pensar en uña retribución, espero conocerte personalmente porqué eres digna de admirar.Adelante👋👋👋👋👋

    • Administrador dice:

      Muchas gracias María Cecilia por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

  9. ricardo montañez dice:

    que buen reportaje, y que excelente labor la de virna. es una persona admirable, integra.

    • Administrador dice:

      Muchas gracias Ricardo por leer nuestro Boletín Enlaces. Sin duda los profesionales CES están dando lo mejor de su calidad humana y su talento para enfrentar estos momentos difíciles. Aquí quisimos enseñarles un poco de lo que están viviendo nuestros héroes. Seguiremos comprometidos con la excelencia.

Deja un comentario