En la Clínica CES nos recertificamos en Buenas Prácticas de Manufactura de Gases Medicinales.

El inicio de marzo fue clave para la Clínica. Luego de la auditoría del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, INVIMA, recibimos la recertificación en Buenas Prácticas de Manufactura de Gases Medicinales hasta el 2024, la cual garantiza que el aire medicinal administrado cumple con los estándares de calidad para la atención de los pacientes.

 

Esta recertificación es un logro más que reafirma nuestro compromiso con la excelencia y el compromiso de brindar una atención de alta calidad.

 

¿Qué son los gases medicinales?

 

Los gases medicinales son medicamentos en forma gaseosa que se utilizan en procedimientos terapéuticos y quirúrgicos. En la Clínica CES utilizamos: aire medicinal, dióxido de carbono y oxígeno.

 

Los gases se utilizan para brindar soporte vital a pacientes que estén conectados a respiración mecánica, en la pandemia este recurso médico ha sido fundamental para dar tratamiento a los pacientes hospitalizados por COVID-19. Adicionalmente, el uso de gases medicinales permite realizar exámenes de imágenes diagnósticas, cumpliendo el rol de dilatador, para mejorar la visión de la zona requerida.

 

La producción y garantía de los gases medicinales se logra gracias al trabajo en conjunto de los químicos farmacéuticos, ingenieros biomédicos y el personal de mantenimiento de la institución, responsables del funcionamiento adecuado de la Central de Producción de Aire Medicinal, sus equipos y la verificación de la calidad del aire producido lote a lote de forma permanente.